Escribir con pluma estilográfica. Ventajas y desventajas

escribir con pluma estilográfica

No todo el mundo es propenso a escribir con pluma estilográfica. Bien sea porque desconocen sus virtudes, o porque les resulta incómodo su mantenimiento, muchas personas echan mano, cuando tienen que escribir, del bolígrafo o del roller. Que son también, todo hay que decirlo, dos grandes opciones. En STILOGRÁFICAS también nos fascinan los bolígrafos y los rollers.

Como suele decirse, no hay nada perfecto, y los artículos de escritura no son una excepción. Es comprensible que cada persona use el producto de escritura con el que se sienta más cómodo.

En este post queremos hablar de manera breve sobre la escritura con pluma estilográfica. Y vamos a hacerlo explicando cuáles son, a nuestro parecer, sus ventajas (que son muchas), pero también sus inconvenientes (que también lao hay). Estos pros y contras los expondremos según la situación de la estilográfica frente a su competidor (en el buen sentido de la palabra) el bolígrafo, o incluso el roller, que es un tipo de bolígrafo de tinta líquida.

Si crees que nos hemos dejado algo fuera del tintero, nunca mejor, dicho, no dudes en dejar tu comentario.

Ventajas de escribir con pluma estilográfica

  • Más fácil para escribir. En principio, si la pluma no presenta ningún problema técnico, podemos decir que escribir con estilográfica es más sencillo que hacerlo con bolígrafo. Hay que hacer menos presión y nos permite un mayor ángulo de escritura. Con un bolígrafo (ballpoint) o con un roller el ángulo de escritura no es tan flexible.
  • Cansa menos. A la hora de escribir durante jornadas largas, la estilográfica, por lo general, cansa menos, pues hay que hacer menos presión y, además, hay muchos modelos que son ergonómicos, es decir, que se adaptan muy bien a nuestra mano.
  • Mayor variedad. Aunque la fabricación de los bolígrafos y los rollers ha experimentado un crecimiento notable en cuanto a posibilidades en los últimos años, la pluma estilográfica permite siempre un abanico más amplio de opciones. Tanto para el trazo del plumín, que puede estar disponible (dependiendo de la marca y el modelo) en extrafino, fino, medio, grueso, caligráfico, etc. Los bolígrafos y los rollers, en cambio, suele estar enfocados, en muchas ocasiones, solo al trazo medio. También hay mucha más variedad en las tintas. Los recambios de rollers y bolígrafos suelen ser limitados, mientras que las plumas tienen una amplia variedad de tinta (en cuanto a texturas y colores), y cuando llevan convertidor pueden aprovechar miles de tinteros disponibles en el mercado.
  • Estética. Por lo general, la estética de una pluma es superior a la de un bolígrafo o un roller. Hay bolígrafos muy hermosos, por supuesto, pero carecen de plumín, que es –o puede serlo– una obra de arte en sí misma.
  • Liturgia. Eso de llenar la pluma de tinta, sobre todo si es de forma manual, con tintero, cambiar un plumín por otro, probar nuevos colores de tinta, etc., encandila a muchos amantes de la estilográfica. Les supone un placer todas esas acciones que van asociadas a las plumas estilográficas, algo que no se da con el pragmático bolígrafo.
  • Tiendas especializadas. Hay tiendas especializadas de plumas estilográficas (físicas, queremos decir) que son toda una tentación para los aficionados a este útil de escritura. Es cierto que suelen vender otros artículos de escritura (bolígrafos, rollers, cuadernos, etc.), pero el elemento estrella es la pluma. Esa fascinación por visitar una de estas tiendas no existiría si solo vendieran bolígrafos.
  • Historia. Es posible que muchos usuarios utilicen los artículos de escritura de manera pragmática, y no tengan el menor interés en conocer su historia. Sin embargo, para los grandes aficionados, adentrarse en su historia y conocer marcas de plumas que tuvieron su momento de oro y que ya no se fabrican, por ejemplo, es un aliciente más. Conocer sus inicios, su evolución, cómo se resolvieron los problemas técnicos o cómo nacieron las marcas y los modelos más representativas es una forma maravillosa de pasar el rato. Recordemos que los inicios de la pluma estilográfica son muy anteriores a los del bolígrafo. Narrativamente hablando, la pluma estilográfica no tiene rival.
  • Mejor regalo. Aunque un bolígrafo puede ser un regalo magnífico, la pluma estilográfica presenta un plus. Además, asociamos el bolígrafo con tareas muy prosaicas, mientras que la estilográfica, como decimos, da mucho juego por diversos motivos.
  • Disponibles para zurdos. Los zurdos sufren lo suyo a la hora de escribir. Afortunadamente, cada vez son más los fabricantes de estilográficas que atienden sus necesidades. Leer post sobre plumas estilográficas para zurdos en STILOGRÁFICAS.
Rebajas
LAMY Al Star Bronce Pluma Estilográfica (Fina Pluma) 027
  • MODELO: 2019 Edición Especial LAMY AL-Star Bronze Fountain Pluma
  • ACERCA DE: Este nuevo lápiz LAMY tiene una experiencia de aluminio ligero de alta tecnología, lo...
  • PERKS: fabricados en aluminio resistente a la luz de las plumas con agarre transparente distintivo y...
  • EXTRAS: Viene con el cartucho de tinta LAMY T 10 azul y puede usarse con el convertidor LAMY Z 28.
  • DISEÑO: Diseñado y hecho en Alemania.

Inconvenientes de escribir con pluma estilográfica

Demasiado trabajo. Para muchas personas una pluma estilográfica puede ser un útil de escritura que demanda demasiada atención. Hay que cuidar las plumas, preservarlas, limpiarlas, cargarlas de forma manual (aunque también hay cartuchos, que es más cómodo). Para estas personas que no quieren complicarse la vida, un bolígrafo o un roller les ofrecen casi lo mismo, y no exigen tanto.

Demasiada liturgia. Este inconveniente está relacionado con el anterior. Toda esa liturgia de la que hablábamos antes, esa que tanto atrae a los coleccionistas, puede aturdir a un usuario al que solo le interesa usar un artículo de escritura de vez en cuando, sin preocuparse demasiado por él. No quiere perder el tiempo haciendo cargas manuales, prefiere sustituir un recambio de bolígrafo o roller por otro. Para el gran aficionado a la pluma, sin embargo, el momento de escribir no lo es todo. Hay mucho más por detrás (y por delante…).

Difícil adquisición (a veces). La afición a la pluma estilográfica nos incita a aumentar nuestra colección. Lo malo es que a veces queremos comprar modelos que no son de fácil adquisición. Los centros comerciales o las papelerías convencionales se limitan a veces a tres o cuatro marcas, dejando de lado muchas marcas. Por suerte, en los últimos años hay un mercado flotante de plumas estilográficas en Internet, y además –sobre todo en las grandes ciudades– aún quedan tiendas físicas especializadas en plumas estilográficas.

En fin, estas son las ventajas e inconvenientes de escribir con pluma estilográfica en relación con su hermano el bolígrafo. Ahora tú decides. :–)

Las 10 plumas más caras del mundo (El Confidencial)

Comprar pluma estilográfica Parker IM

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *