Tipos de plumas estilográficas (según la alimentación de tinta)

tinta plumas estilográficas

Hoy toca hablar de los tipos de plumas estilográficas. Podemos destacar dos modalidades de plumas estilográficas según su sistema de alimentación de tinta, o, por decirlo de otra manera, según podamos recargarlas o no una vez se vacía el depósito.

Por un lado están las plumas desechables, es decir, las de usar y tirar, y por otro, las plumas recargables.

Aunque ya te habrás imaginado cuál es la diferencia entre las estilográficas desechables y las recargables, vamos a profundizar un poco más en la materia.

Tipo de plumas estilográficas según la carga de tinta: desechables

Son una opción barata interesante, y no tienen por qué escribir mal. Todo lo contrario: las plumas desechables se han hecho un hueco en el mercado porque a) escriben correctamente, b) son económicas y c) no necesitan la menor liturgia que va asociada a las plumas recargables. Es decir: que no necesitan apenas cuidado por nuestra parte. (Todo lo contrario que una pluma de cierto nivel, vaya).

Las plumas estilográficas desechables suelen venderse por unidades o por lotes (lo cual nos da idea de que verdaderamente son baratas, más que las que vimos en nuestra sección de las mejores estilográficas baratas). Algo así como los bolígrafos BIC. Te suenan, ¿verdad? ¿Cómo no, si son los bolígrafos más vendidos del mundo? BIC Cristal (Amazon)

El problema de estas plumas es que no son tan ecológicas como las recargables, las cuales, por motivos obvios, son más sensibles a la preservación del medioambiente

Algunas de las marcas especializadas en plumas estilográficas desechables son Goldge, Zebra, Pilot y Pentel.

Tipo de plumas estilográficas según la carga de tinta: recargables

Son plumas que no fueron concebidas para usar y tirar una vez se termina la tinta del depósito, sino para perdurar en el tiempo. (Cuida bien una pluma estilográfica y verás lo que duran…). Se acabó la tinta? Muy bien, lo único que hay que hacer es rellenarla.

¿Pero cómo?

Lo primero que debemos decir sobre las estilográficas recargables es que se dividen básicamente en dos tipos: en unas la tinta ya está en un depósito (y por tanto nuestra misión es tan solo sustituirla) y en otras debemos hacer cierta liturgia para llenar el recipiente.

Luego, claro, encontraremos submodalidades dentro de las plumas recargables, que es lo que vamos a ver ahora.

Los sistema de carga de las plumas recargables más habituales son:

Cartucho de tinta

Este sería el sistema del que hemos hablado antes: retiramos un depósito (un cartucho de tinta ya vacío) e insertamos uno nuevo. Y ya está. No hay más.

Precisamente porque es tan cómodo, es el más método más usado. Cambiar un cartucho solo nos llevará unos de segundos. No entraña la menor complicación. Y no habrá prácticamente posibilidad de mancharnos las manos de tinta. (A no ser que seáis tan torpes como nosotros, je).

Muchas plumas utilizan cartuchos universales, con medidas estándar. De este modo, podemos usar un mismo tipo de cartucho para muchas de las plumas que están en el mercado. Algunas marcas, como las prestigiosas Lamy o Parker, fabrican sus propios cartuchos, con medidas propias, con lo cual ese principio de universalidad se rompe. Por suerte, incluso estas plumas que exigen un cartucho definido suelen usar también un segundo sistema, que veremos en el punto 2.

Carga por convertidor de émbolo

Ciertas plumas incorporan -o permiten incorporar- en el cuerpo un convertidor de émbolo para succionar la tinta desde un tintero. Es casi tan sencillo como el sistema del cartucho, si bien es menos limpio, y conviene hacer la tarea en un sitio tranquilo y despejado (para no manchar de tinta a nadie).

Para hacer la carga, debemos introducir el plumín en el tintero y accionar el émbolo -girando- hasta el tope. Una vez cargado de tinta, solo debemos realizar una rápida limpieza con un paño de algodón o con papel de celulosa.

Nuevamente, debemos aclarar que hay algunos convertidores estándar, mientras que otros son exclusivos de ciertas marcas. Eso sí, al usar el convertidor, en el caso de la Lamy antes citada (por ejemplo, la Lamy Safari), podemos usar cualquier tintero, sea de la marca que sea. Pero recuerda: Lamy lleva su propio convertidor. Una vez tengas tu Lamy con el convertidor (de la casa Lamy), el tintero ya lo eliges tú.

Un convertidor, por así decirlo, es una suerte de cartucho que se llena por un sistema de émbolo. La diferencia con un cartucho es que eres tú quien tienes que llenar el convertidor cuando se acabe.

Carga por pistón

En ciertas plumas solo hay que desmontar el capuchón para recargar la tinta. Llevan un sistema de pistón (algunos siguen llamando «de émbolo» a este sistema) que permite succionar la tinta. Para ello hay que meter el plumín en el tintero (sin desarmar el resto de la pluma, insistimos), y girar la perilla trasera hasta que se haga el llenado de tinta. Es el sistema que emplean, por ejemplo, la Twsbi Classic o ciertos modelos de Pelikan, como la M200.

Carga por succión

Algunos modelos de plumas asiáticas llevan un sistema de succión. En realidad, viene a ser lo mismo. Se desarma la pluma (quitamos el capuchón, el cuerpo y un protector interno), y metemos el plumín en el tintero. Solo que ahora, en vez de girar, lo que hacemos es achuchar para que el sistema de carga lo absorba, como si de una esponja se tratara. Y ya está.

Es el sistema de cargas de plumas como la Gullor 616, que imita a la Parker 51.

Hemos desmontando nuestra Gullor 616 y le hemos hecho una foto, para que aprecies a qué nos referimos. La pieza de la izquierda (la que lleva incorporado el plumín) se inserta en el tintero. En cuanto presionemos en el plástico, recibirá la entrada de la tinta.

Pluma estilográfica Gullor 616. Imagen: stilograficas.com

Recarga alternativa de tinta

Algunos usuarios prefieren echar mano de una jeringuilla con aguja fina (se venden en cualquier farmacia), llenarla de tinta y luego descargarla en el cartucho o en el convertidor. Es un apaño, ¿no? 🙂

Imagen: Pixabay

El caso curioso de la pluma estilográfica Divine Design Eyedropper Jade

Si hay una pluma curiosa, una estilográfica que rompe todos los modelos, al menos en cuanto a sistema de recarga de tinta, esa es la Divine Design Eyedropper Jade, que puedes usar con tres sistemas de carga diferente. Esta pluma incorpora indistintamente cartucho, convertidor y cuentagotas (que en inglés es «eyedropper»). La caja, además de la pluma, incluye un convertidor y una jeringuilla para llenarla con tinta. Tú decides.

Todo una rareza por parte de Divine Design, una casa de plumas estilográficas alemanas presente en el mercado desde 2003.

Notas sobre la recarga de tinta en las plumas estilográficas

  • Conviene aclarar que algunas plumas estilográficas solo permiten la recarga con cartucho y otras solo con convertidor. Lo ideal sería ambas fórmulas, para que cada cual elija. Hay incluso plumas de lujo como la Montblanc Boheme, que al ser tan pequeña (es una pluma retráctil) no tiene cabida para el convertidor, y funciona solo con cartuchos (pequeños).
  • El tamaño aquí sí influye. 🙂 Hay cartuchos más grandes y otros más pequeños. Cuando compres una pluma, asegúrate de qué sistema de carga lleva la pluma en cuestión. Y recuerda que con una jeringuilla -aunque no sea el método más ortodoxo- siempre podrás recargar tanto cartuchos como convertidores con la tinta que más te guste.
  • El gran problema de las estilográficas es que la tinta se seca cuando llevas un tiempo sin usarla. Procura usar las plumas con cierta continuidad, o si vas a estar un tiempo sin usar una pluma, déjala limpia y bien conservada.
  • Muchas casas de plumas suelen fabricar sus propias tintas, y es lógico que sean de calidad, después de tanto tiempo como llevan en el mercado. Ahora bien, a veces abusan y te dicen que sus plumas deben llevar las tintas de la casa. En realidad, las buenas tintas son buenas para todas las plumas. Otra cosa es que haya incompatibilidad de tamaños, pero no te quepa duda de que no es necesario comprar tintas específicas de una marca. Eso sí, procura que sean buenas. Pelikan, Montblanc, Faber-Castell tienen buenas tintas, y de muchos colores. Uno de los más socorridos, por su buena relación calidad-precio, es el lote de 100 cartuchos de Schneider (por un precio insignificante).
  • Uno de los botes de tinta más vendidos es el Pelikan 4001. Están disponibles en los colores azul real, azul negro, negro brillante, rojo brillante, verde oscuro, marrón brillante, violeta y turquesa, en frascos de 30 ml y 60 ml.

Tinta Pelikan 4001 (azul real)

Ver en Amazon
PROS
  • Se puede usar con cualquier marca de plumas estilográficas
  • Cantidad de 62.5 ml
  • Tinta de color azul
  • Envasada en botella de vidrio
Comprar en Amazon por 7,86 €

Tintero Parker Quink

Ver colores (Amazon)
PROS
  • Recambio de tinta para plumas estilográficas PARKER y otras plumas estilográficas de lujo
  • Tinta de gran calidad en tintero con una mayor lubricidad que permite escribir de forma fluida y uniforme sobre el papel
  • La tinta de secado rápido con una pigmentación intensa transmite una impresión vívida sobre el papel
  • Elegante tintero de vidrio con una base amplia y una tapa de rosca para un cierre hermético
  • Incluye un tintero de 57 ml de tinta negra. Úselo con un convertidor PARKER (se vende por separado)
Comprar en Amazon

¿Cuál es el mejor sistema de carga para una estilográfica?

La respuesta no es sencilla. Cada uno tiene sus ventajas. A la gente que lleva mucho tiempo usando estilográfica le suele gustar mucho el convertidor o el sistema de pistón, porque eso les permite llenar el depósito de sus plumas con la tinta que prefieran (recordemos que hay tinteros de todas texturas y colores). Por otra parte, el cartucho de quitar y poner es lo más cómodo, y además cada vez son más las opciones en cuanto a texturas y colores en cartuchos.

Así que la respuesta es: depende. Si crees que vas a tener que recargar la pluma fuera de casa, quizá el cartucho sea lo más coherente; y la recarga manual es ideal para la paz del hogar, donde tienes todas tus herramientas preparadas.

Todo tiene su parte positiva y su parte negativa. 🙂

Hablaremos de otros tipos de plumas estilográficas

Y eso es todo por hoy. Hablaremos de otros tipos de plumas estilográficas teniendo en cuenta otros elementos. Esperamos vuestros comentarios.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)